jueves, 29 de noviembre de 2012

LUEGO SERA TARDE


Recordemos el famoso poema de Martin Niemöller, pastor protestante encarcelado por los nazis, (atribuido erróneamente a Bertolt Brecht.

Primero vinieron a buscar a los comunistas y no dije nada porque yo no era comunista.
Luego vinieron por los judíos y no dije nada porque yo no era judío.
Luego vinieron por los sindicalistas y no dije nada porque yo no era sindicalista.
Luego vinieron por los católicos y no dije nada porque yo era protestante.
Luego vinieron por mí pero, para entonces, ya no quedaba nadie que dijera nada".

1 comentario:

  1. Exactamente esto dijeron los controladores... hace tres años.

    ResponderEliminar