domingo, 3 de febrero de 2013

LA FALTA DE MEMORIA DE ALEMANIA


Alemania ha sido en el último siglo el país que más se ha negado a pagar sus deudas. Estas no han sido consecuencia de las finanzas, sino como consecuencia de las dos guerras mundiales ocasionadas por ellos mismo, debido a haber invadido, destruido, saqueado y matado.

Tras perder la Iª Guerra Mundial, por el Tratado de Versalles de 1919 fue condenada a pagar reparaciones de guerra por la cantidad de 226.000 millones de marcos de oro. Con la finalidad de que no consiguiera una rápida recuperación económica y volviera a ser un peligro para Europa.

Entre 1924-1929, la república alemana de Weimar recibió préstamos de Estados Unidos por valor de más de un billón de dólares, con la finalidad de sostenerlo y para que pudieran pagar las indemnizaciones impuestas en el Tratado de Versalles.

Debido al crack de 1929 y como Alemania no pagaba sus deudas, se aprobó el Plan Young en el año 1930, reduciéndosela a 112.000 millones de marcos de oro. Posteriormente por medio de la Moratoria Hoove y las Negociaciones de Lausana tanto Francia como el Reino Unido renunciaron a las indemnizaciones.

Esto significó que la deuda alemana fue cancelada en un 98%. Ese 2% de la deuda que quedaba, nunca fue pagada por Alemania, al llegar al poder Hitler, una de sus primeras medidas fue suspender el pago de dicha deuda.

Como consecuencia de la IIª Guerra Mundial, nuevamente Alemania es condenada a pagar grandes indemnizaciones económicas por la guerra que ella inicio. Estas deuda nunca han sido pagada por Alemania, mediante el Tratado de Londres de 1953, se congeló dicha deuda a los alemanes.

Acabada la II Guerra Mundial Alemania recompensó a Polonia en el año 1956 y a Yugoslavia en 1971 con 20.000 millones de dólares.

Cuando en 1990, se produce la unificación de Alemania, esta es debida a la generosidad de toda Europa, incluida Rusia, hacia los alemanes. La unificación alemana implicaba la obligación de retomar las indemnizaciones que habían sido congeladas. La Alemania del canciller Kohl se niega a pagar dichas indemnizaciones.

Es importante que todos incluido los alemanes leyeran su historia y además analizarán otros dos aspectos de ella.

El primer aspecto es que Alemania fue el país más favorecido por el plan Marshall, que permitió una rápida recuperación económica del país.

El segundo aspecto a recordar es que muchas de sus multinacionales como Krupp, Thyssen, Volkswagen, Bayer, Afga Se aprovecharon durante los años del nazismo del trabajo de cientos de miles de prisioneros políticos, judíos, gitanos que los nazis les proporcionaban gratis en una situación de esclavitud gracias a los trabajos forzados de los más de 78 campos de concentración, que han permitido el gran desarrollo económico y el gran poder actual de dichas multinacionales.

Alemania debería aprender de ella y a sacar las consecuencias debidas, siendo menos cerrada y doctrinal.
 
Fuente informativa
Articulos del profesor y licenciado en historia Edmundo Fayanas.

6 comentarios:

  1. Dices que Alemania debe aprender? Yo creo que ya ha aprendido lo está demostrando: exige el pago de las deudas ajenas y rechaza las propias.
    Quienes deben aprender son otros...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Análisis perfecto del problema.

      Eliminar
  2. Desde que entró en la barrena de la crisis, en 2010, Grecia debe a la troika 240.000 millones de euros —más intereses—, la suma de los dos rescates que apuntalan su ruinosa economía; y su deuda pública, que entonces rondaba el 130% del PIB, ascendía el año pasado al 172%. Estas calamitosas cuentas, y el estado de depauperación en que malviven amplias capas de la población por los sucesivos ajustes, podrían en parte remediarse si Atenas reclama formalmente el dinero que desde la II Guerra Mundial le debe Alemania en concepto de reparaciones de guerra.

    Un informe confidencial encargado por el Ministerio de Economía griego revela que la suma se eleva —sin los intereses de los 60 años transcurridos— a 162.000 millones de euros, aproximadamente el 80% del PIB griego. Se calcula que alrededor de 108.000 millones corresponderían a la reconstrucción de las infraestructuras destruidas, y el resto, a los préstamos suscritos forzosamente por el Banco de Grecia para sufragar los gastos —suministros y pagas— de las fuerzas de ocupación.

    Dimitris Avramópulos, ministro de Exteriores, comunicó ayer al Parlamento que el informe será estudiado en breve por asesores legales y, luego, se decidirá si reclamar o no. “Esto es una cuestión pendiente desde hace 60 años, rebasa ampliamente los límites de la crisis de la deuda”, recordó Avramópulos.

    Durante la ocupación 300.000 personas murieron de hambre y decenas de miles fueron ejecutadas o se exiliaron
    La invasión nazi entre 1941 y 1944, y el reguero de muerte y miseria que dejó —matanzas de civiles como las de Dístomo o Kalávrita, la muerte de 300.000 personas por inanición, la ejecución y el exilio de decenas de miles de opositores—, está grabada de manera indeleble en la memoria colectiva de Grecia. No es, por tanto, una cuestión de dinero, sino de justicia histórica, insiste el Ejecutivo.

    El documento, obra de un grupo de expertos facultados por el Ministerio de Economía y que desde marzo está en manos de Avramópulos y del primer ministro, el conservador Andonis Samarás —quien se reserva la última palabra—, se basa en el análisis de 791 volúmenes de archivos, 190.000 páginas de documentos en total, muchos de ellos arrumbados en sacos en los sótanos de edificios públicos desde hace décadas.

    El 7 de abril, el diario To Vima (centroizquierda) levantó la liebre de la reclamación y tituló en portada Todo lo que Alemania nos debe, de lo que se hizo eco al día siguiente el semanario alemán Der Spiegel. La información revelaba la inapelable conclusión de los expertos: “Grecia jamás ha recibido ninguna compensación, ni por los préstamos que se vio forzada a suscribir para Alemania, ni por los daños sufridos durante la guerra”.

    La comunicación de Avramópulos al Parlamento añade una presión extra a la debilitada coalición que preside Samarás, empujado a reclamar por buena parte de la oposición, pero a la vez temeroso de abrir otro frente en la tensa relación con Alemania. Mientras masacres como la de Dístomo aguardan resolución en La Haya, el acuerdo suscrito entre Alemania y Grecia en 1960 descartaba nuevas reclamaciones individuales por la invasión nazi.

    ResponderEliminar
  3. Entonces, ¿cuánto debe España a toda América Latina?

    ResponderEliminar
  4. ¿Por qué no aprendemos nosotros de esa forma de NO PAGAR LAS DEUDAS DE LA PRIMERA Y SEGUNDA GUERRAS MUNDIALES.Y nosotros a no ser tan confiados de ESTOS GUERREROS. Cuando pierden no pagan.Otra vez Alemania se ha subido al tren del PODER.Ya sabemos como se las gastan estos ARIOS.

    ResponderEliminar
  5. se sabe por qué Alemania empezó la Primera Guerra Mundial? creo que está en algún Libro.

    ResponderEliminar